“El que habla siembra; el que escucha recoge.” Esto nos dirige a la empatia.

Ponerse en el lugar del otro, escuchar antes que hablar, reconocer los sentimientos individuales de cada uno, en el otro. Todo ello forma parte de un mismo enunciado, la capacidad de “empatía” de cada persona.

La empatía no significa estar de acuerdo en todo con el otro ya que se puede y además se debe fomentar el espíritu crítico, pero sin perder la empatía y respetando, eso sí, la posición del otro. Una característica fundamental del ser humano es divergir en los pensamientos, emociones y sensaciones por razones educacionales, predisposición genética o por una simple condición hormonal. Si partimos de esta base, se cree que una persona tiene empatía cuando tiene un profundo conocimiento de sí mismo, o lo que es lo mismo ha desarrollado su inteligencia emocional, siendo capaz de razonarse, sentirse e incluso evaluarse.



Decálogos


  • Alegría: saber que tenemos personas que nos escuchan y nos comprenden.
  • Amistad: amigos que están contigo en los momentos mas duros de tu vida y te aconsejan.
  • Honestidad: personas que te dicen la verdad en el momento que se encuentran en un mal momento de su vida.
  • Respeto: respetan tus decisiones y tus problemas que no se ponen a divulgar tus problemas.
  • Tristeza: al saber que una persona que es tu amigo o familiar esta pasando por un mal monto y tú como ser humano tienes el derecho a ayudarlo.
  • Comprensión: comprender a la otra persona escucharla y brindarle todo su apoyo.
  • Humanidad: como seres humanos sabemos del dolor y de cómo lo podemos sacar de nuestro cuerpo y alma por ese motivo podemos ayudar a los demás.
  • Compañerismo: ser amables con una persona comprendiendo su tristeza, sin conocerla brindarle tu apoyo.
  • Comunicación: hablar con otra persona que nos brinda su atención y un momento de su tiempo pare escucharte.
  • Afectividad: personal la cual permite, en el momento oportuno, y de la forma mas adecuada, expresar sentimientos, opiniones y pensamientos. Sin negar ni desconsiderar los derechos de los demás".